Si alguna vez te has planteado ir a clases de salsa en Madrid, quizá te hayas preguntado por qué bailar salsa y aprender bachata es bueno, cuáles son los beneficios de ir a una escuela de salsa en Madrid y, además, puede que estés buscando consejos sobre cómo hacerlo de la mejor manera posible.

Por qué aprender a bailar salsa

1. La salsa es internacional

Imagina que vas a un país donde no conoces a nadie y quieres conocer a personas, hacer amigos o tener compañía. Si vas a un club, seguro que ponen música y si sabes bailar salsa, encontrarás a alguien que quiera bailar contigo o que incluso tú le enseñes a bailar. Así, conocerás gente de allí y podrás disfrutar de la noche como nunca antes lo habías hecho.

2. La salsa es divertida

Muchos alumnos de escuela de salsa en Madrid dicen que disfrutan mucho aprendiendo este baile. Aseguran que los mejores momentos los pasan en estas clases. Les gusta sudar si lo hacen por algo que les encanta. Sin darte cuenta, llevarás horas y horas haciendo deporte y sin cansarte.

Conforme avanzas  o vas aprendiendo a bailar en  cada clase de salsa, en técnica y estilo, te vas animando mas a salir a bailar, poniendo en práctica todo lo aprendido

3. Desarrolla las capacidades de la coordinación y la memoria

Cuando aprendes a bailar salsa, también empiezas a desarrollar las capacidades de la coordinación y la memoria.

Cada canción tiene un ritmo, y cada ritmo tiene unos pasos. Estos pasos tienes que realizarlos de la mejor manera posible y tendrás que acordarte de ellos después. Lo primero, te ayudará a desarrollar tu coordinación, pues estarás empeñado en hacerlo bien y esto te llevará a desarrollar tu memoria, pues para hacerlo bien hay que acordarse a la perfección de los pasos. Si no recuerdas los pasos, no podrás coordinarlos bien. De todos modos, te agobies pensando que no serás capaz de memorizar y coordinar todo a la vez, con el método rueda casino/cubana que utilizamos en Premiumdance mejorarás las habilidades de coordinación y asimismo memorizarás los pasos y figuras aprendidos ya que los practicarás varias veces y durante la duración de cada canción.

4. Aumenta la confianza en ti mismo

Si eres una persona insegura, las clases de salsa te ayudarán a ganarte esa confianza que aún te queda por tener. Te ayudará a soltarte, hará que ese sentimiento tan tenso que guardas dentro de ti desaparezca.

Cuando bailas con tu pareja, tienes que ayudar a que esta coordinación se mantenga, por lo que poco a poco conseguirás confiar en ti mismo para que todo el baile salga bien.

¿Es difícil aprender a bailar salsa?

Antes de intentarlo, mucha gente afirma que no va a poder conseguirlo, pero en Premiumdance siempre decimos que eso se debe a que no lo habéis intentado con nuestro método. Esta predisposición puede jugarnos una mala pasada, pero hay que tener actitud y disciplina. Hay que estar convencido de que lo vamos a conseguir o, de lo contrario, no lograremos empezar.

El aprendizaje de salsa no debe verse como un reto, sino más como una forma de conseguir aprender a ganar todas esas ventajas que hablamos anteriormente al explicar por qué aprender a bailar este tipo de música.

La práctica, el interés, las ganas y la disciplina harán que consigas desarrollar todas las capacidades y disfrutar haciendo esto, porque si lo haces es porque te gusta.

aprender a bailar salsa Madrid

4 consejos para aprender a bailar salsa

Para conseguir aprender este baile de manera fluida y sencilla tienes que adquirir distintas destrezas y habilidades. Tienes que poner la mayor atención a los pasos y el ritmo, al tiempo y al cuidado del arte de bailar en pareja.

1. Céntrate en aprender bien los pasos básicos

El paso principal es una secuencia de tres pasos que se ejecutan en el compás 4/4 de la salsa. Pueden empezar hacia delante, hacia atrás o de manera lateral. Luego se repite la secuencia pero de forma contraria. El cambio de dirección hay que aprender a ejecutarlo con fluidez.

Si adquieres el dominio de los pasos básicos desde el principio, llegar a la salsa de nivel avanzado será más sencillo, todo requiere práctica pero se hará más fácil y divertido en cuanto domines los pasos básicos, desplazamientos, tipos de giros, y demás pasos iniciales. Tanto si eres chica como chico una buena base marca la diferencia. Si estás empezando cuida los cambios de peso en cada paso y practica siempre que puedas.

2. Escucha la música, baila al ritmo de la canción

Tienes que entender el ritmo de la música para aprenderlo a bailar en sincronía con tu pareja. Presta atención a cómo se cuentan los pasos, repite la manera de contar una y otra vez. Poco a poco, irás reconociéndolo todo. El paso principal es una secuencia de 8 tiempos que se compone de tres pasos y una pausa y otros tres pasos y una pausa, se bailan en un compás de 4/4 de la salsa. Si eres principiante lo más importante es prestar atención a las pausas y respetar el tiempo, en las clases aprenderemos sobre musicalidad para que puedas bailar al ritmo la música y disfrutar al máximo. Escuchar mucha música ayuda a familiarizarse con los tiempos y los acentos de la melodía y a contagiarse del ritmo salsero.

3. Cuida tu postura al bailar

Mantener una buena postura es la base de todo baile. Baila erguido/a como si tirasen de ti hacia arriba, relaja los hombros y mantén los brazos activados con tensión sin que estén rígidos y tu postura colocada. Piensa en crecer al bailar y en apoyar tu peso en cada paso, cuida de no bailar todo el rato con las rodillas flexionadas y de no dejar tus brazos caer. Puedes sonreír al bailar y mirar a tu pareja, eso te ayudará a sentirte más seguro/a y a disfrutar bailando.

4. Aprende bien las indicaciones y baila cerca de tu pareja

La fluidez para conseguir llevar el ritmo a la perfección con tu pareja es muy necesaria. Conseguir esa coordinación entre ambas personas es un arte que no todo el mundo sabe hacer, pero con práctica y empeño lograrás conseguirlo. Ambos cuerpos funcionan como un solo cuerpo: ninguno predomina sobre otro, aunque haya un líder que marque algo más el ritmo para que la pareja pueda seguirlo.

En los bailes en pareja bailar con fluidez y la conexión con la otra persona es esencial. Si estás empezando a bailar salsa dedica tiempo a aprender las indicaciones para llevar y seguir a tu pareja, el chico podrá llevar a cualquier chica en la pista de baile siempre que haya aprendido bien todas las indicaciones. Para la chica es importante aprender a dejarse llevar y entender bien las indicaciones, cuidando a la vez sus pasos, giros, técnica y su expresión corporal que hacen de la salsa cubana un baile especial para disfrutar.

Para que esto salga bien, hay que aprender las señales de comunicación y mirar a tu pareja directamente a los ojos. Chico y chica bailan como uno en la pista de baile, ambos bailan en sintonía y constante comunicación a través de las indicaciones y la expresión corporal. Céntrate en disfrutar y no te sientas cohibido al bailar, observa a los demás para inspirarte a hacerlo mejor no para compararte, cada persona lleva su propio ritmo de aprendizaje. Con práctica tú también serás una inspiración para las personas que comiencen a aprender a bailar.

Sobre todo, no te sientas cohibido por tu pareja si este tiene más experiencia. Tienes que aprender más, aprovechar esa oportunidad para ganar confianza. Comunícate con tu pareja para compartir tus inseguridades, dificultades, preferencias e, incluso, consejos.

En conclusión, dando clases de salsa en Madrid descubrirás que hay más gente que baila salsa de la que te pensabas, que te lo vas a pasar bien, que nunca es tarde para aprender y que tus hábitos y tu vida mejorarán durante este tiempo. Disfruta este baile.

Esperamos que te haya sido útil el artículo, si es así compártelo para que otras personas puedan leerlo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies